viernes, 15 de enero de 2010

pintura y como pintar




Escoger el color correcto o el tipo correcto de pintura puede hacer la diferencia.
Para escoger el color correcto para tu proyecto de decoración te ofrecemos 10 consejos muy útiles que hasta los profesionales necesitan saber para entender lo básico en lo que es la elección del color y pintura adecuados.
Para decidir de la mejor manera el color adecuado, el primer paso es determinar tu esquema de colores examinando los muebles existentes en la habitación, decoración de las ventanas y otros accesorios. Escoge tus colores favoritos entre esos accesorios y visita tu distribuidor de pintura para obtener un muestrario de colores que combinen. Observa el muestrario a la luz del día para saber cómo afecta la luz los colores que has elegido. Como última opción tal vez quieras comprar un cuarto de los colores elegidos y probarlos directamente en la pared.
Si las paredes tienen guardilla, combinar dos colores es una muy buena opción. Recuerda que el color oscuro debe ir abajo y el claro arriba, ésto permite que el color claro domine y alumbre la habitación.
A la hora de pintar los acabados depende de lo que quieras lograr en la habitación. Si lo que quieres es disimular un acabado ordinario o uno mal hecho o si buscas un look uniforme o monocromático utiliza el mismo color de los acabados. Si lo que quieres es acentuar los acabados o agregar flashes de color a tu habitación entonces pinta los acabados de una tonalidad más clara.
Para evitar que el color en la pared luzca diferente de como lo querías debes tener en cuenta que sobre superficies amplias el color se verá más oscuro, por lo tanto es una buena idea escoger el color en una o dos tonalidades más claras de lo que querías. Colores claros o brillantes pueden verse más claros o más oscuros, dependiendo de los colores y la iluminación que rodean la habitación.
Si ya terminaste pintando y el color se ve más oscuro de lo que querías una forma de aclararlo es aplicar un color más claro sobre la pared utilizando la técnicas especiales como rag rolling, esponja o color lavable.
En general, los colores fuertes y tibios como rojos, anaranjados y amarillos tienden a cerrar el espacio. Estos colores se conocen como colores que avanzan ya que resaltan. Asímismo, colores profundos como azul, verde o violeta tienden a hacer la habitación más grande, ya que tienen el efecto de retraerse en lugar de acercarse al mirarlos. Sin embargo, tonos oscuros como azul marino o verde oscuro tienden a dismunir el tamaño del cuarto. Para habitaciones pequeñas en general se sugieren colores como el blanco o un color neutral claro ya que lo harán lucir más grande.
Es costumbre pintar los techos de color blanco, esto crea la ilusión de techos más altos y más espacio abierto. Colores medios a oscuros crearán la ilusión de un techo bajo, lo cual puede crear un look acogedor. Para habitaciones con techos de altura normal, los colores oscuros pueden cerrar el área creando un apariencia tipo cueva.
Existen diferente tipos de acabado al pintar: Acabado plano: No tiene brillo y es ideal para esconder imperfecciones menores en la superficie de la pared. Acabado de terciopelo o cáscara de huevo: Son más fáciles de limpiar y ofrecen un resplandor suave que calienta la habitación. Acabado de satín: Son fáciles de limpiar e ideales para resaltar detalles arquitectónicos. Van muy bien en la cocina, baño, puertas y acabados. Acabado brillante: Son perfectos para puertas y acabados ya que como su nombre lo dice son brillantes y además lavables.
La diferencia entre pinturas al agua y pinturas aceitosas es que las aceitosas penetran la madera mejor que las pinturas al agua. Para la mayoría de los trabajos que involucran pintar, las pinturas al agua son la mejor opción ya que se secan más rápido y se pueden limpiar con agua y jabón.
Para determinar la cantidad de pintura que necesitarás para tu proyecto en particular, el primer paso es sumar el ancho de todas las paredes y multiplicar esta suma por la altura del piso al techo. A este total restale el área total de tus puertas, ventanas y pasadizos para obtener el área exacta del espacio a pintar. Una superficie plana requiere usualmente de un galón de pintura por cada 100 metros cuadrados. Toma en cuenta el número de capas que necesitarás para hacer el trabajo bien.
Si no estás seguro del color ni la cantidad, sigue estos consejos, hasta los profesionales necesitan ayuda de cuando en cuando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario